Homenaje del día

Homenaje del día

23/8/08

Las cosas que hace marido

Todos tenemos nuestros supuestos básicos.
Son esas cosas que tenemos como verdades indiscutibles (irracionales diría marido en su nuevo papel de counselor) y con las cuales nos movemos por la vida tan panchos.
Yo, por ejemplo, considero que el celeste no pega con el marrón y no importa cuán de moda se ponga... no pega y no pega... y hasta puedo usar algo que tenga celeste y marrón, pero en el fondo no dejo de sentir un leve malestar cuando veo una remera celeste con un aplique marrón.

Mi madre (sí chicos, los supuestos básicos no se venden en el súper ni crecen de los árboles, sino que con mucha dedicación nuestras madres nos los han metido en la cabeza con su labor de años y años de taladrarnos el cerebro), es una persona que sólo conoce un modo de conjugación verbal: el imperativo.
O sea, ella dice sólamente frases que comienzan con poné, sacá, subí, traé, mové, dejá, soltá, agarrá, etc.
Las palabras mágicas "por favor" y "gracias" no creo que las haya probado alguna vez, y la palabra "disculpa"(disculpame) no representa nada en su universo conceptual. Simplemente no existe y si alguna vez uno la utiliza con ella, se te queda mirando cómo si de pronto te empezaran a crecer hojas en vez de pelos.

Así las cosas, se imaginan que YO (mujer) tengo una cantidad de supuestos básicos inamovibles con los cuales conviví más o menos pacíficamente hasta que.... me casé.
Y claro, luego de muchos años de terapia yo he logrado crear mis propios supuestos básicos (que serán transmitidos a mis propios hijos tan concienzudamente como corresponde).
Uno de ellos reza: "no puedes cambiar al otro, lo único que puedes cambiar es a tí mismo (y eso a duras penas) o mejor aún, puedes cambiar cómo te tomas las cosas que suceden" (algo así, la base está).
Es decir que yo entré al matrimonio con una alta cuota de tolerancia, y una gran curiosidad por saber si ésto que yo creía tan verdadero era así (también tengo el supuesto básico de que "puedo equivocarme y tal vez ha llegado la hora de destrozar el primer supuesto básico")

Y me casé con otro ser que es -obviamente- su propio conjunto de supuestos básicos inamovibles.

Nos fue bastante bien, les diré.

El otro día la señora que trabaja en casa me preguntaba qué hacer con unos fideos, y yo respondí muy suelta de cuerpo "guardalos, que despues hago unas torrejitas".
Y me reí mucho de mí misma... porque las torrejitas o las tortillitas de sobras que mis hijos comen tan felices son pura intervención de Marido, y han sufrido la resistencia de mi supuesto básico heredado que dice que "lo que sobra se tira porque al final nunca hacés nada con eso".
Y resulta que mirá... al final resulté permeable.

Hay otras cosas que Marido trajo que no resistieron a mi lógica implacable (que es -obviamente para mí- LA lógica.... y no se hagan los giles porque todos creemos que nuestra lógica es la única) y se fueron yendo y evidentemente hay otras que subsistieron y que incluso modificaron mis parámetros.

He descubierto con asombro a lo largo de los años que : un bowl puede usarse para otras cosas que no son contener la ensalada y el puré; y que además puede guardarse cada vez en un lugar diferente; que se puede comer en la cama, en el baño o dónde uno quiera; que los caramelos duros se pueden masticar; que uno puede lavar los platos hasta que se aburre de hacerlo y dejar lo que queda para otro momento (o para que lo haga otro); que la ropa se puede colgar en el tender de cualquier manera (igual, esto, se puede, pero NO se DEBE) ; que uno puede decir no tengo ganas de hacer esto aunque ya se haya comprometido; que se puede comprar 5 dentífricos de gustos diferentes para que cada uno se lave los dientes como le gusta y con el gusto que le gusta (incluso te digo más, podes lavarte cada día con uno diferente!); que se pueden tomar vacaciones y quedarse en casa; que se puede hacer comida sin carne; que la polenta es rica y que existe la pizza de carne.
Y seguramente muchas otras cosas más que no vienen a mi mente ahora.

Eso sí, celeste con marrón? No me jodan! es horrible!

5 me dicen:

La Rusi dijo...

sos lo más! como te quiero carolei!

elgatodorado dijo...

no se dice celeste con marron se dice "cielo con chocolate" je, ja

Lore b dijo...

yo era de las que verde con rosa no pegaba ni con cola y me terminé comprándome Un conjunto!!!.
Para mi marido es IMPOSIBLE si uno está resfriado comer chocolate porque empeora el estado es cuasi veneno (¿¿??)
Tú vieja es de la misma familia de la Coti...de los Alcansenmen!!! jajaja.
El limón que siempre se cortaba en rodajas y no de otra forma se puede cortar al medio (aprendí de mi marido)...yo tengo muchos supuestos....uno es: si un remedio te arde al ponértelo (crema, líquido)es porque te hace bien. Un día mi mamá me lo escuchó decir y largó la carcajada porque es lo que ella nos decía cuando éramos chicas!!! tengo muchos muchos...dejame pensar un poco..

Diana dijo...

No te jodo!!! Estoy en estado de shock: de las últimas combinaciones de colores que irrumpieron en la moda de estos últimos años, la que más me gusta y AMO es la del celeste con el marrón!!!! es que "se me juntaron" mis dos colores preferidos y ahora "es lícito" que estén juntos!! tons, Yo, FELIZ !!! (si me vieras en este momento el pantalón, el pullover y pañuelo que tengo puestos, te morirías de un infarto!! jajaja). Ahora...no juntemos el naranja con el rojo y el fucsia porque no respondo de mi !!!

Diana dijo...

Este post es brillante!! Cómo me reí!! e iba pensando en los supuestos básicos que hicieron cortocircuito con los de mi marido...¿Hay alguna razón científicamente comprobada que hable sobre los beneficios que trae que el papel higiénico del rollo deba salir por abajo del rollo y no por arriba? Ammmmmmmmm

 
Sí. YO. MUJER © 2007 Template feito por Áurea R.C.